Dulce néctar

"Cuando la incansable actividad de tu mente baje su ritmo, cuando los pensamientos dejen de correr como olas en un día de viento, entonces comenzarás a tener fragmentos del dulce néctar de la paz interior.

- Remez Sasson

Almudena Sosa Guzmán