¿Trastorno o talento?

Gillian Lynne es una de las coreógrafas más exitosas de los últimos años (entre otras cosas hizo las coreografías de Cats y del Fantasma de la Ópera). Cuando era chica, tenía problemas de conducta en el colegio. La madre la llevó a ver a un doctor. Después de escuchar la descripción que le hizo la madre de todos los problemas que Gillian tenía en el colegio, el doctor le dijo a Gillian que tenía que hablar en privado con su madre y la dejaron sola a Gillian por unos minutos. Al salir del consultorio, el doctor encendió la radio que tenía sobre su escritorio y le dijo a la madre que espiara lo que hacía Gillian. Tan pronto como la madre y el doctor dejaron la sala, Gillian se puso de pie y empezó a moverse al ritmo de la música. Después de unos minutos el doctor le dijo a la madre: “Gillian no está enferma. Gillian es una bailarina.”
La llevaron a una escuela de danzas y ahí se encontró con otra gente que no podía quedarse quieta; gente que para pensar tenía que moverse. Después de eso tuvo una carrera muy exitosa.
Gillian tuvo suerte porque la vio un buen médico. A la mayoría de la gente con el cuadro de Gillian se le diagnostica ADD (“attention deficit disorder” o “trastorno de déficil de atención”) y se la medica.

 (Extraído de la charla de Sir Ken Robinson en TED "Cómo las escuelas matan la creatividad")
http://www.ted.com/talks/ken_robinson_says_schools_kill_creativity

Almudena Sosa Guzmán