Sabiduría Oriental

El que no sabe y no sabe que no sabe, es un tonto: ¡Evítalo!
El que que no sabe y sabe que no sabe, es un niño: ¡Enséñale!
El que sabe y no sabe que sabe ,está dormido: ¡Despiértalo!

Pero el que sabe y sabe que sabe, es un sabio: 
¡Síguelo!
(Sabiduría Oriental)

Almudena Sosa Guzmán