Quinta esencia


Si no hemos despertado a nuestra quinta esencia, nuestro ser se encuentra fragmentado. Un día estamos en el fragmento del intelecto; otro en el de lo emocional… O podemos vivir toda nuestra vida en un solo centro.
No podemos alcanzar nuestra realización si estamos fragmentados.
La quinta esencia es un centro espiritual que despierta, una conciencia de estos cuatro principios que poseemos y que traduce el lenguaje de cada uno. Es un centro traductor.
De lo contrario, somos como aquellos condenados medievales a los que se les descuartizaba atando cada una de sus extremidades a cuatro respectivos caballos y echándolos a galopar hacia los puntos cardinales.

(Alejandro Jodorowsky, en "Evangelios para sanar")


Almudena Sosa Guzmán