Idea irracional nº 8:

"Se depende de los demás y siempre se necesita a alguien más fuerte en quien confiar"

¿POR QUÉ ES IRRACIONAL?
Aunque a veces se necesita ayuda de otros, no hemos de llegar al punto de que los demás elijan o piensen por nosotros.
Cuanto más se depende de los demás, menos se elige por uno mismo y más se actúa por los demás, con lo que se pierde la posibilidad de ser uno mismo.
Cuanto más se dejan las decisiones en los otros, menos oportunidad tiene uno de aprender. Actuando así se genera más dependencia, inseguridad y pérdida de autoestima.

Cuando se depende de los demás se queda uno a merced de ellos, y esto implica que la vida toma un cariz incontrolable ya que los demás pueden desaparecer, abandonarnos, rechazarnos o morir.

CREENCIAS ALTERNATIVAS
Aceptar el hecho de que uno es el único responsable de su vida, y que no es tan terrible apoyarse en uno mismo y tomar decisiones.
Comprender que, en ocasiones, el fracaso es una experiencia presente e ineludible en la consecución de los objetivos, que es frustrante pero no supone una catastrofe, y que los fracasos no tienen que ver con el valor como ser humano. El "ser" no depende del "hacer"
Es preferible arriesgarse y cometer errores por elección propia que vender el alma por una ayuda innecesaria de los demás. La indecisión es mucho más perjuducial, y al fin y al cabo, uno también está decidiendo "no hacer nada", con lo que deja que las cosas dependan del otros o del azar.
Tampoco se trata de tomar una actitud rebelde o defensiva, y rechazar cualquier ayuda de los demás, para probar lo "fuerte" que soy. Todos tenemos límites y es positivo pedir y aceptar la ayuda de los demás cuando es necesaria. Siempre habrá alguien que pueda prestarla, lo irracional es creer rígidamente que esa ayuda ha de venir de alguien en concreto. Eso implica no atender a la necesidad auténtica sino a un ideal. Si necesito beber agua, puedo encontrarla en muchos sitios, pero se me fijo la idea de que sólo puedo beber la que sale de mi grifo, si éste deja de funcionar me pongo en peligro de morir de sed, no me ofrezco alternativas ni utilizo mis recursos de buscar lo que necesito.

Almudena Sosa Guzmán