Brillar entraña riesgo

Cuenta una leyenda que una serpiente perseguía a una luciérnaga para comérsela. El delicado insecto hacía todo lo posible para huir del depredador, y durante días se sucedió esta persecución.
Después de un tiempo la luciérnaga, ya exhausta, detuvo su carrera y le dijo a la "rastrera":

- ¿Puedo hacerte tres preguntas?
La víbora respondió:
- No acostumbro a dar concesiones , pero dado que pienso comerte, adelante.
- ¿Pertenezco a tu cadena alimentaria?
- No -contestó la serpiente-
-¿Te he hecho algo?
- Nada en absoluto.

- Y entonces, ¿por qué quieres comerme?
- PORQUE BRILLAS

"Brillar supone el riesgo de ser la diana de la mirada de los envidiosos"

Unknown