El litro de leche (Cuento Sufí)

En cierta ocasión, el Mulá Nasrudín se plantó ante el lechero del barrio, con un minúsculo vaso entre sus manos:
- Quiero un litro de leche de vaca

A lo que el lechero respondió, un tanto sorprendido:
- Pero, hombre, en ese vaso tan pequeño no cabe un litro de leche de vaca

Sin arredrarse, Nasreddín insistió:
- En ese caso, póngame un litro de leche de oveja

Almudena Sosa Guzmán