Cuatro reflexiones básicas

1. No te preocupes por las personas de tu pasado, hay una razón por la que no están en tu presente y por la que no llegarán a tu futuro.


2. Una persona real no es perfecta, una persona perfecta no es real.

3. Una persona cambia por dos razones: aprendió demasiado o sufrió lo suficiente.

4. No dependas de nadie en este mundo, porque hasta tu sombra te abandona cuando estás en la oscuridad

Almudena Sosa Guzmán