Pensamientos Positivos

Luchemos por nuestra felicidad siguiendo un programa diario de pensamientos animosos y constructivos. He aquí un programa así: 

- Sólo por hoy, seré feliz. Esto supone que es verdad lo que dijo Abraham Lincoln, que " la mayoría de las personas son tan felices como deciden serlo". La felicidad es algo interior; no es asunto de afuera. 
- Sólo por hoy, trataré de ajustarme a lo que es y no trataré de ajustar a todas las cosas a mis propios deseos. Aceptaré mi familia, mis negocios y mi suerte como son y procuraré en encajar en todo ello. 
- Sólo por hoy, cuidaré de mi organismo. Lo ejercitaré, lo alimentaré, no abusaré de él, ni lo abandonaré, en forma que será una perfecta máquina para mis cosas. 
- Sólo por hoy, trataré de vigorizar mi espíritu. Aprenderé algo útil. No seré un haragán mental. Leeré algo que requiera esfuerzo, meditación y concentración. 
- Sólo por hoy, ejercitaré mi alma de tres modos. Haré a alguien algún bien sin que él lo descubra. Y haré otras dos cosas que no me agraden hacer, tan sólo por ejercitarme. 
- Sólo por hoy, seré agradable. Tendré el mejor aspecto que pueda, me vestiré con la mayor corrección a mi alcance, hablaré en voz baja, me mostraré cortés, seré generoso en la alabanza, no criticaré a nadie, no encontraré defectos en nada y no intentaré dirigir o enmendar la plana al prójimo 
- Sólo por hoy, trataré de vivir únicamente este día, sin abordar a la vez todo el problema de la vida. Puedo hacer en doce horas cosas que me espantarían si tuviera que mantenerlas durante una vida entera. 
- Sólo por hoy, tendré un programa. Consignaré por escrito lo que espero hacer cada hora. Cabe que no siga exactamente el programa, pero lo tendré. Eliminaré dos plagas, la prisa y la indecisión. 
- Sólo por hoy, tendré media hora tranquila de soledad y descanso. En esta media hora pensaré a veces en Dios, a fin de conseguir una mayor perspectiva para mi vida. Sólo por hoy, no tendré miedo y especialmente no tendré miedo de ser feliz, de disfrutar de lo bello, de amar y de creer que los que amo, me aman.

(Autor desconocido)

Almudena Sosa Guzmán